Canciones para cruzar el Ecuador

by Reflector (Madrid)

/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.

      name your price

     

1.
2.
3.
4.
5.
6.
02:03
7.

about

Que le den viento a los ensayos, a los amplis, a grabar voces en más de dos tomas, a escribir una letra en más de 10 minutos, a componer, grabar y olvidar un tema en más de 3 horas.

Si compras, apoyas a CNT.

credits

released August 13, 2016

tags

license

about

Reflector (Madrid) Madrid, Spain

Reflector es un proyecto unipersonal comenzado en el 2000. Una guitarra, un micro y un ordenador.
En las letras : evolución desde lo panfletario (que es algo muy correcto si se acompaña de acción) hasta temas más introspectivos.
Nada demasiado trascendental ni profundo.
En la música: juzga tú mism@.

Siempre dispuesto a tocar en directo para causas anticapitalistas, animalistas y el habitual etc.
... more

contact / help

Contact Reflector (Madrid)

Streaming and
Download help

Track Name: Carretera y banda
Nos vamos a torrar cruzando la meseta.
Kilómetros de asfalto, guitarras en maletas.
Lejos de aquí nos esperan.
Hemos sido invitados, quizá valga la pena.

Cuarenta grados hoy, no dejamos de sudar,
pero esto es lo que amamos.
Gritar y dar guitarrazos, disfrutar,
conocer tu pueblo y escucharte hablar.

Otros salen a beber, visitar un lupanar,
pero amamos la vida y la queremos cantar.
En un centro social, una fiesta sindical,
apoyando tu periódico o una causa animal.

Esta vida es algo breve y triste.
Mueres desde el momento en que naciste.
Pero queremos dejarla un poco más limpia
de como la encontramos esta mañanita.

Y si esta canción desborda de alegría
es porque nos parece un alegoría
de lo que queremos ser en esta vida,
de lo que vamos haciendo cada día.

Manis, libros, puestos de información,
bicicletadas, webs, mil y una canción.
Piquetes, discos y alguna okupación,
asambleas vecinales y esta convicción.
Track Name: De sal y ojos
Cae el sol a plomo, y con cuidado yo me asomo,
y puedo ver
una calle que no es blanca, gente sin blanca,
pero con ganas de ser.

Las vecinas se han reunido y han decidido
que no está nada bien
que un banquero y que su primo el concejal
echen de su casa a Miguel.

Y llegan los secretarios, cerrajeros,
con vergüenza, mirando al suelo.
Les acompañan los macarras de instituto
reciclados en maderos.

Y el vecindario monta bulla:
"Esta es mi casa, esta es la tuya
y no nos van a echar".

"Que somos barrio, somos campo
donde crece la ciudad,
el escenario de sus canciones".

Llueven lechugas, agua, huevos, maldiciones:
"Largo de aquí, perros traidores,
que somos uno y así se siente,
y no el juguete de vuestros amos y señores".
Track Name: Disparos en el campo
Rompes todas mis líneas si te oigo disparar.
No puedo concentrarme, no veo luz al final.

Intento encontrar rincones de alegría,
de esperanza... secretos de cada día.

Pero siempre hay un golpe, hay un giro de guión,
que estalla en la cara, que mata la emoción.

No me puedo ocultar ni proteger en estrofas, en palabras.

Fotogramas del dolor, cuchillas de lucidez,
un pulso con el horror que nos define como ser.

Mi libro arde sin llamas, mi corazón también.
No hay sonrisas en mi cara.
Empiezo a andar, no volveré.
No volveré.
Track Name: Cuando estás herida de verano
Madrugada, paseos por ahí.
La ciudad me invade tanto
que hay mil historias por venir,

Salpicando.
Es verano.

Fiestas a mi alrededor,
conciertos en los barrios.

Caminando.
Esperando

que el sol descubra toda piel,
que las palabras obren su encanto.

Escuchar esa canción
que pone todo en situación
y abre la sonrisa exacta.

Hay tiempo que perder,
para hacer y deshacer.
Bailar en la Gran Vía,
reír en Lavapiés.

Miradas y temblor.
Veinte años otra vez.
Bicicletas en Sol
antes de amanecer.

Guardarme para siempre tus pies,
que están descalzos,
dentro de la fuente
y que me están mojando.

Guitarras del estío,
lluvia de estrellas,
besos como el viento
de una tormenta seca.

Herida de verano;
respira alguien al lado,
persianas bajaditas,
sudor saboreado.
Track Name: Un minuto de descanso
Yo quiero parar un instante
y vaciarme de toda esta porquería.

Dejar que el viento sea guitarra,
y sus cuerdas, golondrinas.

Es complicado concentrarse en un momento de belleza.
Pararse para contemplar la luz entre el ramaje.
Liberar tu mente de todos los problemas.
No pensar ni un poquito en destruir el sistema.

Cada minuto es una lucha
entre lo que está pasando y lo que debería pasar.
Cada día es un combate, una batalla,
que pasa factura a mi estabilidad.

Y busco refugiarme en las risas infantiles del parque,
en el saludo burlón de dos urracas en el alambre.

Yo quiero parar un instante
y vaciarme de toda esta porquería.

Encontrar ese hueco milagroso en el caos de cada día.
Para sentarse en un banco, beber versos
y escaparte a tu isla.

Porque duele tanto esta realidad,
porque siempre hay tanta mierda que enfrentar.

Y antes de desfallecer prefiero apartarme y descansar.
Encontrarme en lo que sé y afirmarme en lo que puedo disfrutar.
Reconocer el mundo como ese lugar
donde siempre hay algo hermoso, algo que cuidar.
Un individuo que se puede encontrar
en un todo que persiste,
en lo común, en lo grupal.
Track Name: Vírico
Intento ignorar tantas señales.
De tripas, corazón. Medias verdades.
Estoy cansado ya de querer verte brillar
y no poder hallar nada que te salve.

En cada rincón ser muy consciente
de que el dolor os gusta y divierte.

Dar un acelerón sólo por destacar:
necesidad de agresión.
Matarse a trabajar, burlarte de la salud,
esclavo de alquitrán.
Nadie es mejor que tú.

Y no poder dejar pasar un solo plato
sin pedazos de vida de un ser torturado.
Mandas tu hijo al hospital
porque no le dejas andar.
En diésel a cazar.
Cada día que vives es a costa de matar.

Intento ignorar tantas señales.
De tripas, corazón. Medias verdades.
Estoy cansado ya de querer verte brillar
y no poder hallar nada que te salve.
Track Name: Un perdedor de la ostia
Salgo a pasear con la Kika.
Nos acompaña algo de poesía.
Me viene bien andar.
Ya voy teniendo una edad.

Tardes antes de anochecer.
No hay nada mejor que hacer.
Montar en bici o correr.
Ponerle hielo al café.

Pienso en qué lugar me encuentro...
Cumplidos los cuarenta y no me centro.
No sé si lo quiero hacer.
No creo que me siente muy bien.

Fracasado o ganador
son palabras que ya no entiendo.
Tú que triunfas y llamas la atención,
¿por qué estás siempre tan violento?

Dame un café con churros en Vallekas,
dame una editorial en bicicleta,
dame un campo sin nada de asfalto,
dame un poco de batalla en un sindicato.